Bicis para la Vida by ŠKODA entrega 21 bicicletas en la localidad granadina de Motril

Jornadas de muchos kilómetros en la carretera para los miembros del proyecto Bicis para la Vida by ŠKODA. La iniciativa de la Fundación Contador entregó en la mañana de este este miércoles 21 bicicletas en el Hospital de Día de Salud Mental de Motril (Granada, Andalucía).

Las bicicletas, como siempre revisadas y puestas a punto por los miembros de la AMP en las jornadas anteriores, irán destinadas a la puesta en marcha de proyectos deportivos vinculados a los hábitos de vida saludables que siempre proporciona la actividad física.

“Desde nuestro centro impulsamos diferentes actividades deportivas, como el fútbol, el baloncesto o el senderismo. Ahora gracias a estas bicicletas que recibidos de la Fundación Contador se nos presenta una nueva oportunidad, la ocasión de hacer algo diferente y sobre todo al aire libre, que es algo también muy relevante especialmente por todo lo relacionado con el COVID-19”, explica Roberto González, terapeuta ocupacional del centro.

Se puede conocer más en profundidad el trabajo que hace el centro a través de su blog Rompecabezas y también a través de su perfil en la red social Facebook.

 

La policía local de Haro dona 27 bicicletas al proyecto Bicis para la Vida by ŠKODA

Día largo e intenso, lleno de emociones. El proyecto Bicis para la Vida by ŠKODA se ha desplazado este lunes a la localidad riojana de Haro, donde ha recibido una generosísima donación de bicicletas por parte de su policía municipal.  Hasta 27 bicis recibirán una segunda vida gracias a la aportación de este cuerpo, bicicletas abandonadas o procedentes de diferentes actuaciones policiales que permanecían en una lonja municipal sin que fueran reclamadas por sus dueños, en algunos casos desde hace varios años.

En el acto de entrega se encontraba Arantxa Carrero, concejala de Servicios Generales y Medio Ambiente, Participación Ciudadana, Igualdad, Voluntariado y Protección Civil, Salud, Personal y Seguridad Ciudadana. “Conocimos el proyecto a través de la policía local, nos pareció una iniciativa fantástica y estamos encantados de poder colaborar y aportar nuestro granito de arena. Estas eran bicis que llevaban mucho tiempo esperando que las reclamasen o que denunciasen su extravío, pero nunca pasó. Se iban acumulando. Ha pasado un tiempo prudencial y gracias a este proyecto se les puede dar una salida”.

La jornada ha sido más especial si cabe porque en la recogida han estado presentes César y Sergio, dos de los miembros de AMP Pinto que más intensamente colaboran con el proyecto de la Fundación Contador. “Los chicos estaban muy emocionados”, sonríe el responsable de logística Ángel López. “Tenían muchas ganas de que llegara este día, para ellos este viaje era toda una experiencia y nos decían que estos últimos días les costaba hasta dormir por la noche, de la impaciencia porque llegase el día”.

La expedición de Bicis para la Vida by ŠKODA fue agasajada con un pequeño almuerzo de bienvenida. “Ha sido un día maravilloso, estamos muy agradecidos tantos el por el recibimiento como por el trato”, concluye López. Las bicicletas serán ahora puestas a punto por los chicos de la AMP antes de ser destinadas a alguno de los proyectos que ya se han puesto en contacto con la iniciativa de la Fundación Contador.

Esta donación, explica Carrero, servirá de punto de partida para poner en marcha un nuevo proceso de recogida entre los vecinos de la población jarrera. “Queremos impulsar una campaña para captar más bicicletas que no se usen. Como tenemos esta lonja vaciada, las podemos guardar aquí hasta que, dentro de un tiempo, cuando tengamos una cuantas, se puedan donar”.

La Fundación Freno al Ictus y la Fundación Alberto Contador entregan 4.241,79 euros a Deporte para DCA gracias a ‘Pedalea contra el ictus’

La Fundación Freno al Ictus y la Fundación Alberto Contador han entregado a Deporte para DCA, un total de 4.241,79 euros, cantidad que procede de la primera edición de la acción solidaria ‘Pedalea contra el ictus’ que ambas instituciones organizaron con la ayuda de RPM-MKTG en la edición del 2020 en formato virtual y que contó con la participación masiva de la sociedad general y de grandes personalidades del mundo del deporte español.

Ambas fundaciones en su continuo compromiso con la sociedad, y en su lucha frente al ictus, impulsaron esta iniciativa, cuyo objetivo primordial es mejorar la situación del ictus en nuestro país, visibilizando la enfermedad entre la población y sirviendo como vehículo de captación de fondos para ser destinados a proyectos de inclusión de los afectados en el día a día.

El proyecto beneficiado apuesta por la actividad física como herramienta de inclusión en pacientes con diferentes grados de afectación, a través de deportes con competición oficial en activo, como la natación, atletismo, fútbol femenino, boccia y próximamente ciclismo adaptado. Asimismo, Deporte para DCA también apuesta por el deporte paralímpico en jóvenes con daño cerebral adquirido.

Al acto de entrega del cheque que tuvo lugar en Madrid en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF), en las instalaciones del Consejo Superior de Deportes (CSD) y gracias a la Catedra de Estudios sobre Deporte Inclusivo (CEDI) de la propia facultad, acudieron Alberto Contador, presidente de la Fundación Alberto Contador; Julio Agredano, presidente de la Fundación Freno al Ictus; Juanjo García, coordinador de Deporte para DCA; Marta Pérez, Directora Técnica de Deporte para DCA; Vicente Gómez, decano del INEF y Javier Pérez, director de la CEDI.

Durante el acto de entrega, Deporte para DCA explicó en qué consiste el proyecto, realizando diferentes actividades deportivas con un colectivo de afectados y usuarios de las actividades, visibilizando los beneficios que tendrá esta donación entre este colectivo de afectados por daño cerebral. Así mismo, alumnos del INEF especializados en deporte, discapacidad e inclusión participaron de manera directa en la organización y desarrollo de las actividades de ciclismo, atletismo y fútbol realizadas por los usuarios participantes.

Estas actividades consistieron en una puesta en acción del método de trabajo de Deporte para DCA a través del cual más de 150 personas con daño cerebral adquirido realizan actividad física semanalmente. En palabras de Marta Pérez: “Este proyecto tiene como objetivo responder a un colectivo ambicioso y en crecimiento como son los jóvenes con daño cerebral que ven en el deporte una oportunidad de desarrollo personal e incluso profesional. Trabajamos siempre por incluir al mayor número de personas con DCA de diferentes capacidades funcionales y, en este sentido, el apoyo de las Fundación Alberto Contador y la Fundación Freno al Ictus van a permitir a nuestros deportistas más jóvenes desarrollar todo su potencial. Por ello estamos inmensamente agradecidos de que estas Entidades hayan apostado por el proyecto que llevamos a cabo a través de Pedalea contra el Ictus”.

En este sentido, Alberto Contador señala: “El 2020 fue un año realmente muy difícil para todos los ámbitos de la vida. La pandemia y las restricciones que acarreó impidieron que nuestro proyecto original para Pedalear contra el Ictus pudiera realizarse de la forma que nos hubiera gustado. Pero había que adaptarse, y por eso también nos adaptamos para Pedalear contra el Ictus, aunque fuera de forma virtual, y fue muy satisfactorio ver cómo la respuesta en la gente siguió siendo absolutamente maravillosa. Al final el mérito es suyo, de su compromiso, de su solidaridad. Y gracias a todos y cada uno de los participantes en esta primera edición podemos hacer entrega de esta cantidad para una institución como Deporte para DCA que tanto y tan bien viene trabajando desde 2011. Deporte para DCA es mucho más que un simple club deportivo. Es una referencia dentro de la promoción de actividades físicos-deportivas destinadas a personas con algún tipo de lesión neurológica y tanto desde Freno al Ictus como desde la Fundación Contador creemos que son unos excelentes destinatarios de esta cantidad”.

Por su parte, Julio Agredano, presidente de la Fundación Freno al Ictus, manifestó que “Pedalea contra el ictus tiene dos grandes objetivos, visibilizar la enfermedad en la sociedad a través de un evento de gran difusión, y por otro, captar recursos para poder destinarlos a proyectos finalistas que ayuden a mejorar y reducir el impacto del ictus en nuestra sociedad. Ambos objetivos se consiguieron en la edición del 2020, y ya estamos trabajando en la edición del 2021 para hacer de Pedalea contra el ictus un evento recurrente a lo largo de los años”.

Según datos de la Sociedad Española de Neurología el ictus es una enfermedad cerebrovascular que afecta a 120.000 personas cada año en España, constituye la primera causa de muerte en la mujer de nuestro país, la primera causa mundial de discapacidad adquirida en el adulto y es la segunda causa de demencia después del Alzheimer. Además, actualmente más del 50% de los afectados de ictus no se recuperan satisfactoriamente. Sin embargo, es una enfermedad altamente prevenible y tratable, siendo el 90% de los ictus prevenibles con la modificación de nuestros hábitos de vida ligados a la promoción personal de la salud. Además, es una patología donde el tiempo de reacción es fundamental para la correcta evolución y tratamiento de las secuelas que provoca.

‘Pedalea contra el ictus’ cuenta con el aval y reconocimiento de interés social de la Fundación Freno al Ictus y de la Sociedad Española de Neurología, contando con Alberto Contador como padrino de excepción, quien a través de la Fundación que lleva su nombre se posiciona a la cabeza de la lucha contra la enfermedad. Pedalea contra el ictus es un movimiento social, es una marcha popular donde las familias son invitadas a participar y a sumarse a la lucha contra la enfermedad. Esta primera edición se realizó en formato virtual debido a la situación de emergencia sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19 y contó con la experiencia de RPM-MKTG como organizador oficial.

Deporte para DCA es una entidad que trabaja para mejorar las capacidades físicas y cognitivas del colectivo de afectados por daño cerebral, utilizando el carácter socializador del deporte. Sus principales objetivos son mejorar la capacidad funcional para realizar actividades de la vida diaria, conseguir la máxima autonomía personal, promover la superación personal cada día con nuevos retos, y desarrollar habilidades motrices y funciones cognitivas a través de la actividad física.

“Cuando monté estaba aterrado, pero a los cinco minutos le había cogido el truco”

La flota de bicicletas del proyecto Idemticos sigue acercando a todos aquellos interesados al ciclismo adaptado. La última experiencia ha sido la protagonizada por Juan José de los Ríos, un joven con daño cerebral que ha estado iniciándose en el manejo de un triciclo adaptado.

“Yo, antes de mi accidente, montaba en bicicleta regularmente. Cuando intenté volver a montar, sufrí una caída que me dejó tres meses en reposo… Por eso me parecía imposible volver a montar en una bicicleta que no fuera una bici estática, montar en una bici de verdad”, explica Juanjo. “Tengo que confesar que cuando monté estaba aterrado. Pero a los cinco minutos ya había logrado cogerle el truco. Sé que me falta un poco aún, pero ha estado muy bien. El triciclo me parece fenomenal”.

“Estoy muy agradecido de esta experiencia. Alfredo es una persona con una gran calidad humana y una empatía brutal”, concluye. “Juanjo al principio estaba muy nervioso por la sensación de moverse en el triciclo. Pero en cuanto se hizo con él luego no paraba y estaba muy contento. Y lo más importante, con ganas de repetir”, aporta por su parte Alfredo Sánchez, uno de los responsables del proyecto.

Juan José, con el triciclo, o Juan Carlos, con el handbike, han sido los últimos usuarios de un proyecto Idemticos cuyo objetivo es poner a disposición de varios colectivos que integran la diversidad funcional una flota de bicicletas con las que pueden acceder a la práctica y el descubrimiento de este deporte. Las actividades del proyecto Idemticos están abiertas a cualquier persona, sin distinción de sexo o edad, e inicialmente se desarrollan en los horarios de la Escuela de Ciclismo Plaza Éboli con el apoyo y la supervisión de un monitor.

La Fundación Contador colabora con la Unione Ciclistica Bustese Olonia en el desarrollo de nuevos talentos italianos

La firme apuesta de la Fundación Contador con el ciclismo formativo se internacionaliza un poco más de la mano de la Unione Ciclistica Bustese Olonia. La histórica estructura formativa italiana, una de las canteras con más solera en el panorama del país, proseguirá con su labor con el ciclismo de escuelas, cadete y juvenil bajo el paraguas del proyecto deportivo del EOLO-KOMETA Cycling Team y la Fundación.

La Fundación Contador inició su labor en 2013 de la mano de la Escuela de Ciclismo Plaza Éboli y la puesta en marcha del equipo juvenil. Tiempos después se le añadió el equipo sub23 y desde 2018 se cuenta con una estructura profesional que ha ido evolucionando de categoría hasta la actual ProTeam, el segundo escalón del ciclismo, con el apoyo de las firmas italianas EOLO y KOMETA.

La vertiente española se mantiene, e incluso desde la Fundación se está trabajando para ingresar en nuevas categorías y disciplinas, pero con este acuerdo también se quiere poner el énfasis en un mercado fundamental para los principales patrocinadores del proyecto.

“Lo ideal”, señala Fran Contador, mánager general del EOLO-KOMETA Cycling Team y responsable de la Fundación, “sería replicar en Italia la misma estructura que tenemos en España. Pero es algo muy complejo, que lleva su tiempo, y este es un primer paso. En la Fundación estamos convencidos del trabajo con las categorías inferiores y lo que buscamos es que también los corredores italianos que puedan correr con nosotros en un futuro maduren con nosotros, podamos hacerles un seguimiento como el que ya hacemos en España y por el que han surgido profesionales como Enric Mas, Juan Pedro López o Alejandro Ropero”.

“La elección de la U. C. Bustese Olonia como nuestra puerta de entrada en Italia es muy sencilla. Les conocemos muy bien gracias a Dario Andriotto, nuestro scouting en Italia, siempre vinculado a ella. De allí salió un excorredor de nuestra estructura al que apreciamos mucho como Antonio Puppio. Su sede está en Busto Arsizio, la población donde tiene su sede uno de nuestros principales patrocinadores, EOLO”.

La U. C. Bustese Olonia nació en 1987 de la fusión de la Ciclistica Olonia y el centenario Velo Club Bustese, entidad cuya creación se remonta a 1919.  Fruto de este acuerdo el logotipo de la Fundación, así como los de EOLO y KOMETA, figurarán en las equipaciones y en los equipamientos de todas las estructuras.

[📷  UC Bustese Olonia]

“Me lo paso genial con los compañeros de la burbuja de la asociación, pasamos un buen rato y al mismo tiempo podemos ayudar a colectivos”

Bicis para la Vida by ŠKODA es un proyecto que más allá de las dos ruedas. Es una iniciativa integradora que busca y promueve la generación de dinámicas de ayuda y cooperación. Ante un viaje, por ejemplo, sus desplazamientos están a disposición de otras instituciones que quieran sumarse a una acción de ayuda concreta, tal y como ha pasado en algunas experiencias en Marruecos. A la inversa, también sus entregas de bicis pueden adherirse a campañas más amplias, como se ha hecho en varias ocasiones con ONG. La unión hace la fuerza.

Uno de los aspectos más satisfactorios del proyecto es la estrecha colaboración con la AMP Somos Diferencia, una asociación que trabaja con personas con diversidad funcional y sus familias. Semanalmente algunos de sus miembros acuden a las instalaciones de Bicis para la Vida by ŠKODA para colaborar durante un par de horas por la mañana en la revisión y en la puesta a punto de las bicicletas que generosamente son donadas en los puntos de recogida de Seur. Una actividad dentro de su calendario de actividades, pero no una actividad más.

César es uno de los fijos y rara es la semana en la que no acompaña a Ángel López, responsable de Logística del proyecto. “Estar aquí me gusta mucho. Aprendo de bicicletas, me lo paso genial con los compañeros de la burbuja de la asociación, pasamos un buen rato y al mismo tiempo podemos ayudar a colectivos que a lo mejor no tienen los recursos para tener una bicicleta. Me gusta. Me siento bien. Me gusta ayudar a que las bicis puedan tener este segundo uso. Y con Ángel lo pasamos genial y nos ayuda mucho”, señala.

En la última experiencia contaron con la visita de Alberto Contador, siempre al tanto del día a día de las actividades de su Fundación y que tiene una relación muy especial con la AMP. “Alberto es un chico muy simpático, muy agradable. Y sabe muchísimo de bicicletas. Por eso cuando viene a ver qué tal estamos y charlamos me gusta más estar aquí. Es un plus de confianza”, concluye.

Tres medallas de bronce para Carlos Javier Mozos en los Campeonatos de España de Pista

Campeonato de España de Pista para Ciclismo Adaptado
Galapagar (Madrid), 6 y 7 de marzo

Los Campeonatos de España de Ciclismo Adaptado en Pista celebrados este fin de semana en el velódromo de Galapagar concluyeron con tres medallas de bronce en el zurrón del madrileño Carlos Javier Mozos.

El embajador de Idemticos residente en Getafe, que fue convocado por la selección madrileña para esta competición, finalizó tercero dentro de la categoría MC1 en las pruebas de Kilómetro, Scratch y Ómnium. Una categoría con competencia de un altísimo nivel, no en vano en ella compiten el valenciano Ricardo Ten y el catalán Juan José Méndez.

El sábado, en la primera jornada de la competición, Mozos no pudo pelear por un buen resultado en la prueba de Persecución Individual después de que fuera descalificado como consecuencia de un nulo en la salida.

“Este Campeonato de España no me ha salido como esperaba. El fallo de la primera jornada me ha penalizado. Hay días en los que nada sale como tenía previsto y ese nulo en la salida en la prueba de persecución me dejó fuera de la competición. Tocaba aprender y salir al día siguiente a por todas. Pero aun así estoy contento de formar parte de la gran familia que es la Federación Madrileña de Ciclismo, con todos los compañeros de equipo que tanto aportan”, explica Carlos.

 📷 Federación Española de Ciclismo / Federación Madrileña de Ciclismo

Carlos Javier Mozos, con la selección madrileña en los Nacionales de Pista para el Ciclismo Adaptado

Campeonato de España de Pista para Ciclismo Adaptado
Galapagar (Madrid), 6 y 7 de marzo

Carlos Javier Mozos, en categoría MC1, ha sido convocado por la Federación Madrileña de Ciclismo para formar parte de la selección que compite este fin de semana en los Campeonatos de España de Pista para el Ciclismo Adaptado.

El velódromo Tasio Greciano de Galapagar acoge durante dos intensas jornadas todo el programa de actividades  bajo unos estrictos protocolos de control para mantener la máxima seguridad sanitaria.

“Llego muy bien a la cidta, con muchas horas de entrenamiento en las piernas. Esperamos que todo salga bien y que pueda mejorar los resultados con respecto a los que logré el año pasado”, explica el corredor de Getafe, uno de los embajadores deportivos del proyecto Idemticos.

 

Miércoles de iniciación en el funcionamiento y manejo de la handbike

Un joven madrileño natural de Ciempozuelos con una lesión medular, Juan Carlos Quintana, comenzó a descubrir el ciclismo adaptado de la mano del proyecto Idemticos que impulsa la Fundación Contador a partir de su Escuela de Ciclismo Plaza Éboli.

De la mano de Alfredo Sánchez, uno de los responsables del proyecto y con mucha experiencia en el campo del ciclismo para personas con diversidad funcional, Quintana se adentró en las particularidades de la handbike.

Era la primera ocasión en la que Quintana se montaba en una handbike y tuvo la oportunidad de circular con ella en un circuito cerrado donde mejorar sus destrezas.

A través del proyecto Idemticos, la Fundación Contador pone a disposición de varios colectivos que integran la diversidad funcional una flota de bicicletas con las que pueden acceder a la práctica y el descubrimiento de este deporte.

Las actividades del proyecto Idemticos están abiertas a cualquier persona, sin distinción de sexo o edad, e inicialmente se desarrollarán en los horarios de la Escuela de Ciclismo Plaza Éboli.

“El ciclismo adaptado aporta una terapia a nivel motriz y otra a nivel psicológico”

El proyecto Idemticos, la iniciativa de la Fundación Contador con la que busca el fomento de la práctica del ciclismo entre personas con diversidad funcional, comienza a recibir a sus primeros usuarios después de una mejora de una situación sanitaria que hasta ahora ha mantenido las actividades en un obligado stand-by. Esta semana está prevista la puesta en marcha de algunas experiencias que, entre otras instituciones y firmas, como Cofidis, el centro comercial Plaza Éboli o la Fundación Seur, no hubieran sido posibles sin el asesoramiento de la Federación Madrileña de Ciclismo.

La FMC es una de las instituciones que más decididamente vienen trabajando en la promoción del ciclismo entre personas con las deficiencias elegibles por la Unión Ciclista Internacional. Al frente de esta disciplina se encuentra actualmente Begoña Luis Pérez. La madrileña, fisioterapeuta, aporta una visión muy enriquecedora sobre las bondades de este deporte en este campo de acción. “Para nosotros, como Federación, cualquier iniciativa de un equipo, un club u otra institución que promueva y fomente la práctica del ciclismo inclusivo y del ciclismo adaptado nos parece maravillosa y siempre la vamos a aplaudir”, destaca. En un año tan intenso como 2020 se tramitaron 186 licencias a nivel nacional, de las que 25 estaban radicadas en Madrid.

Luis es la seleccionadora autonómica y su experiencia laboral en el campo del ciclismo adaptado, muy dilatada, se inicia en 2008. A nivel nacional es una de las personas que más y que mejor conocen esta disciplina. “A mí el ciclismo adaptado me enganchó por la visión del poder terapéutico que también tiene, sin ninguna duda, la bicicleta. Se habla mucho de una actividad como la natación, que incluso recibe prescripción médica, o de la hipoterapia. Pero lo cierto es que la bici, un medio de fácil acceso, tiene un gran potencial en este campo. Desde un punto de vista terapéutico creo que el ciclismo es una actividad altamente recomendable. El ciclismo adaptado aporta una terapia a nivel motriz y otra a nivel psicológico”, explica.

“Creo que no hay nada más bonito que proponerle a una persona un objetivo, sea el que sea. Desde acabar una competición o afrontar una determinada prueba a, simplemente, pelear por una medalla o por un podio. Ese objetivo es darle una oportunidad muy grande, muy valiosa. Cuando veo una persona con una discapacidad realmente veo una oportunidad, una oportunidad de darle a esa persona un objetivo. La sociedad desgraciadamente no está adaptada para estos colectivos, no de forma plena; pero sobre una bicicleta se sienten rápidos, ágiles, pueden lograr un punto de cansancio e incluso una satisfacción personal que en su vida diaria no tienen tan al alcance. Una bicicleta para una persona con motricidad afectada es algo que le hace sentir unas sensaciones que es algo que enseguida se nota en el brillo de sus miradas o en cómo se iluminan sus rostros”, concluye.