Un centenar de comensales se dieron cita este viernes en la cena solidaria  impulsada por la Fundación Alberto Contador y el Hotel Sercotel Princesa Éboli de Pinto, velada organizada para la captación de fondos para el proyecto Bicis para la Vida. Durante la cena se presentó oficialmente la anunciada llegada de la firma automovilística Skoda como patrocinador, así como la nueva imagen corporativa y la nueva página web de esta iniciativa solidaria. La marca checa, además de apadrinar el proyecto, pone a disposición del programa todos sus concesionarios oficiales como centros de recogida de bicicletas.

“Skoda está muy vinculada al mundo de las dos ruedas desde su nacimiento, sus orígenes están en un taller de reparación de bicicletas. Estamos en la Vuelta a España, en el Tour de Francia, en muchas pruebas… También estamos colaborando con la Fundación y sus equipos ciclistas, aunque es un acuerdo más tradicional. Conocíamos esta iniciativa, nos gustaba, nos parecía que tenía alma, nos llenaba y realmente queríamos ayudarla a crecer. Después de algunas reuniones, unas veces en Barcelona, otras en Madrid, llegamos a un punto de encuentro que estoy convencido que irá a más en el futuro”, señalaba Joan Massallé, Sponsoring & Events Manager de Skoda.

Ramón Mayo, presidente de la Fundación Seur, recalcó ese lugar de encuentro común que supone el mundo de las bicicletas tanto para su institución, como para Skoda y la Fundación Contador, dado el patrocinio de un equipo profesional durante cinco años a finales de la década de los ochenta y comienzos de la de los noventa. “Nos sentimos encantados con este proyecto. Nuestra fundación se constituyó en 2004 y solamente pretende ayudar a las personas que lo necesitan. A través de esta brillante idea se aúnan en una sola acción el reciclaje de objetos y su reutilización, por tanto también la protección del medio ambiente,  y la ayuda a personas que realmente necesitan un medio de transporte para desplazarse todos los días al colegio, al trabajo,… Y además, se les hace llegar un medio de transporte que ha sido puesto a punto  por personas que no tienen fácil acceder a un trabajo. Esta iniciativa hace coincidir una serie de ventajas que lo hacen muy valioso”.

Paco Romero, responsable del proyecto, agradeció su presencia a todos los asistentes y a todas las personas e instituciones que han querido aportarle su grano de arena la campaña a través de la Mesa 0, mostrando una especial gratitud con las colaboraciones de Kometa, Caixabank, la cadena de restaurantes La Mafia se sienta a la mesa, Ultracongelados Delfín y Dana Marketing Solidario, que han convertido en realidad este evento. “Este proyecto nació en 2013 y desde entonces hemos hecho más de treinta entregas, que se traducen en más de 400 bicicletas entregadas. Queremos demostrar el compromiso social de la Fundación, creemos que estamos ayudando a mejorar la vida de muchas personas y muchos colectivos”, explica.

“Empezamos en aquella Vuelta a España de 2012 poniendo en marcha una iniciativa para recoger bicicletas por las ciudades por las que pasaba la carrera. Y llegó a un punto en el que estábamos desbordados, ya no sabíamos qué hacer con tanta bicis. Bendito problema.  Al final es una cuestión de organización y logística para darle salida a las donaciones. Y año a año hemos visto cómo este proyecto sigue creciendo. Es algo que te enorgullece. Desde luego todo esto sería imposible  sin la colaboración de unos grandes apoyos. La Fundación Seur es fundamental, lo hace posible gracia a la recogida y envío de todas esas bicicletas. Y ahora se une Skoda. Estamos orgullosos y muy agradecidos de que una firma tan importante se sume a una causa como ésta y se involucre de esta manera”, aporta Alberto Contador, asistente a una cena en la que también estuvo presente Ivan Basso, manager deportivo del equipo continental Polartec-Kometa que sustenta la Fundación.