Bicis para la vida realiza una entrega de bicis, a la Asociación Cauces, colaborando así en el desarrollo de un taller de cicloturismo donde jóvenes y adolescentes en riego de exclusión puedan adentrarse en la práctica del deporte de la bicicleta.

La asociación AMP sigue sumando momentos especiales gracias al proyecto Bicis para la Vida. En esta ocasión los protagonistas fueron los profesiones y usuarios de la Asociación Cauces de Madrid, que el pasado sábado 21 de mayo visitaron las instalaciones de Bicis para la Vida para recoger las 10 bicicletas con las que darán un fuerte impulso al taller de cicloturismo que gestionan, con el objetivo de que jóvenes y adolescentes puedan iniciarse en la práctica del deporte de la bicicleta.

A primera hora de la mañana, profesionales y voluntarios de AMP recibieron a las 10 personas de la Asociación Cauces que se llevarían las bicicletas donadas. Tras un primer instante donde tuvieron lugar las distintas presentaciones, llegó el momento de recoger las bicis, faltaba el último retoque para ponerlas a punto, se ajustaron sillines, manillares… se revisaron los frenos y el aire de las ruedas, todo tenía que estar perfecto para que comenzara la ruta de casi 30 kilómetros en bicicleta, que uniría de forma simbólica, ambos proyectos.

En concreto, fueron 29,31 kilómetros la distancia que se recorrió a través de caminos y carreteras para lograr llevar las bicicletas a su nuevo hogar. Distancia a la que habría que sumar los cientos de kilómetros que cada bici ha recorrido de forma anónima y silenciosa desde que, en algún lugar de España, una persona decidiera donarla al proyecto Bicis para la Vida. Y es así, como cada una de estas bicis tiene una historia que contar y un futuro por crear dentro de la Asociación Causes que las usará para impartir con ellas distintos talleres que tienen como objetivo principal intervenir en el mundo de la exclusión activando y potenciando las áreas de salud y ocio.

 

Gracias a este proyecto conjunto entre la Asociación AMP, la Fundación Alberto Contador, la Fundación Seur y la Fundación Ananta, personas con discapacidad intelectual han recibido formación en mecánica dentro del taller de recepción y reparación de bicis, y organizaciones que trabajan con colectivos en riesgo de exclusión social pueden acceder a ellas, como un recurso con el que impulsar distintos proyectos.

¡No lo dudes: si tienes una bici que ya no usas, este puede ser un buen momento para darle una mejor vida!

Asociación Cauces es una entidad sin ánimo de lucro que tiene como fines principales la prevención, atención, acompañamiento de personas cuyo itinerario vital les ha situado en condiciones de marginación.