El proyecto ‘Bicis para la Vida’ ha culminado con éxito una de sus iniciativas más importantes, el envío al Alto Atlas marroquí de noventa bicicletas, donadas en su mayor parte por la cadena de productos deportivos ‘Decathlon’.

El material ha sido transportado por carretera desde la sede de ‘Bicis para la Vida’ en Pinto (Madrid) hasta las montañas de Marruecos, en un viaje de unos mil quinientos kilómetros, especialmente complicado a causa del temporal de nieve que azotó el Alto Atlas y en especial el Valle de Tessaout, destino final de las bicicletas.

Voluntarios de la Fundación Acción Geoda, que llevan apoyando a los habitantes de las aldeas bereberes de Tessaout a lo largo de la última década, secundados por miembros de la Fundación Ananta y la Fundación Alberto Contador, fueron los encargados de viajar a Marruecos y entregar las bicicletas a las tres aldeas que se postularon para recibirlas, Azarsem, Taghroute y Agnsounouareg.

Con esta acción, los niños de esta zona especialmente desfavorecida de Marruecos podrán acudir más fácilmente a sus centros escolares, situados a kilómetros de sus aldeas, pequeñas y muy dispersas a lo largo de este valle y cuyos habitantes aún practican una economía de subsistencia.

‘Bicis para la Vida’ es una iniciativa de la Fundación Alberto Contador que desde su nacimiento ha contado con la colaboración de la Asociación de Minusválidos de Pinto, encargada de la reparación de las bicicletas donadas; de la Fundación Seur, que pone a disposición del proyecto su red de oficinas para la recepción y envío a Pinto de las bicis, y de la Fundación Ananta, que ha aportado desde el principio un importante apoyo financiero y humano a este proyecto de ofrecer un medio de transporte saludable y sostenible en lugares desfavorecidos.

VÍDEO LINK: https://youtu.be/lffPgd3sxNU