Que una diversidad funcional, sea la que sea, no le impida a nadie la práctica de un deporte tan maravilloso como el ciclismo.  Este es el punto de partida con el que nace Idemticos, el nuevo proyecto con el que la Fundación Contador, gracias a la decisiva colaboración de Cofidis, quiere impulsar la actividad ciclista lúdica y recreativa entre personas con discapacidad, ya sea física o psíquica, a través de la Escuela de Ciclismo Plaza Éboli.

Las handbikes son los primeros vehículos de la flota de bicicletas adaptadas en la que está trabajando la Fundación de cara a poder ofrecerle a los diferentes colectivos que integran la diversidad funcional un acceso tangible al descubrimiento de este deporte. Las actividades están abiertas a cualquier persona, sin distinción de sexo o edad, e inicialmente se desarrollarán en los horarios de la Escuela de Ciclismo Plaza Éboli. En próximas fechas se le añadirán a su parque móvil tanto triciclos como tándem.

Si bien el fomento de la competición no se encuentra entre los objetivos fundacionales con los que ve la luz el proyecto Idemticos, desde la Fundación Contador sí se tiene muy en cuenta su importancia como medio para lograr una mayor visibilidad, como herramienta para una mayor normalización y como trampolín para una total integración en la sociedad.

Es por ello que Idemticos contará con la representación de varios embajadores a los que apoyará a título individual en el desarrollo de su actividad competitiva dentro de respectiva categoría. El catalán afincado en Granada José Manuel Dosdad (1973) y los madrileños Carlos Javier Mozos (1975), Eva Moral (1982) y Gonzalo García (1996) son sus integrantes.

Eva Moral actualmente compagina el paratriatlón con el ciclismo, donde compite dentro de la categoría WH4 de handbike. Gonzalo García, con parálisis cerebral, compite con triciclo dentro de la categoría MT1. Carlos Javier Mozos, aunque sufre una lesión medular, concursa con bicicleta convencional dentro de la categoría MC1. José Manuel Dosdad, con amputación parcial de su pierna izquierda, compite en la categoría MC4 y también lo hace sobre una bicicleta convencional.

Alfredo Sánchez, coordinador del proyecto dentro de la Fundación Alberto Contador: “Todo nuevo proyecto tiene un componente ilusionante, pero en el caso de Idemticos hablábamos de una iniciativa realmente nuevo en el sentido de que no existe ninguna de estas características vinculada a la realidad del ciclismo adaptado. Estamos convencidos que nuestros embajadores nos van a ayudar mucho para dar a conocerlo al tiempo que les ayudamos en seguir desarrollando sus carreras deportivas. Todos tenemos muchas ganas de comenzar”.

Francisco Javier Contador, secretario general de la Fundación: “Con Idemticos damos un nuevo paso en pos del objetivo que nos marcamos hace unos años de convertirnos, poco a poco, en un proyecto de ciclismo integral. Queremos que en esta idea tengan cabida todas las categorías y sus diferentes modalidades, además de una manera transversal mediante la implicación de diferentes iniciativas que se impulsan desde la Fundación”.

“A través de este proyecto queremos potenciar la práctica del ciclismo entre personas con diversidad funcional, aprovechando toda la logística que nos aporta nuestra Escuela de Ciclismo Plaza Éboli y generando una sinergia entre dos de las líneas de trabajo de la Fundación en la promoción de nuestro deporte. Personalmente su puesta en marcha me hace especial ilusión porque creo que viene a abrir una nueva ruta, aún no existente, en el camino hacia la normalización e integración”, concluye.