La Fundación Alberto Contador financia un proyecto de investigación en la Unidad de Ictus del Hospital Universitario Ramón y Cajal

  • Se producen 120.000 ictus al año en España siendo la 1ª causa de muerte en la mujer y la 2ª causa de demencia tras el Alzheimer
  • La Unidad de Ictus es referencia a nivel nacional y ha tratado a más de 5.000 pacientes con la colaboración de otros servicios del hospital
  • En 2014 atendió a 800 pacientes, de los cuales un alto porcentaje tenían menos de 56 años, por lo que es fundamental conocer los factores de riesgo y los síntomas para lograr una recuperación aceptable

La Fundación Alberto Contador ha llegado a un acuerdo con la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Universitario Ramón y Cajal para financiar un proyecto en la Unidad del Ictus. El proyecto, titulado “Incidencia del ictus en personas jóvenes atendidas en una Unidad de Ictus” está dirigido por el doctor Jaime Masjuan, Jefe del Servicio de Neurología y uno de los especialistas que trató a Alberto Contador cuando padeció esta enfermedad. Cuenta además, con la colaboración del neurólogo Javier González del mismo servicio.

Incremento alarmante en personas jóvenes

La investigación tiene tres objetivos básicos; en primer lugar, analizar el perfil de riesgo vascular en pacientes con ictus menores de 56 años ingresados en la Unidad de Ictus del Ramón y Cajal, teniendo en cuenta sus causas. Analizar la atención urgente recibida por estos pacientes y divulgar los resultados del estudio a la población general para concienciar de la importancia de esta efermedad entre las personas jóvenes -se prevé a mediados de 2015-.

El proyecto que, está dotado de una cuantía económica de 4.500 euros, profundizará en los pacientes, de los 800 que ingresaron con ictus durante el año 2014 en el servicio de Neurología del hospital, tenían menos de 56 años cuando les ocurrió así como intentar conocer las posibles causas. El motivo de esta investigación parte del alarmante incremento que esta enfermedad está teniendo en personas jóvenes y de ahí el interés en estudiar pormenorizadamente este grupo de edad teniendo en cuenta los factores de riesgo que le caracterizan -hipertensión arterial, diabetes, dislipemia, enfermedades cardiacas, tabaquismo, consumo perjudicial de alcohol, sobrepeso y stres entre otros-.

El Dr. Jaime Masjuan, señala que “no hace mucho tiempo era algo extraordinario tener a pacientes jóvenes ingresados en una Unidad de Ictus. Sin embargo desde hace unos años es rara la semana que no tengamos que atender al menos a 2 pacientes jóvenes”. La impresión que tienen los especialistas es que la mayoría de estos pacientes desconocen la existencia de esta enfermedad, y por tanto no conocen porqué se produce. “Es una enfermedad cruel por su forma de aparición repentina que da poco tiempo de respuesta y por las secuelas que puede dejar. Es por ello que hemos decidido intentar hacer esta investigación en colaboración con la Fundación Alberto Contador que tanto nos está ayudando en la difusión de esta enfermedad”.

120.000 ictus al año en España

Según datos de la Sociedad Española de Neurología, cada año ocurren 120.000 ictus en España y unos 12.000 en la Comunidad de Madrid. Los ictus constituyen la primera causa de mortalidad en la mujer española y la segunda causa global. Asimismo, son la segunda causa de demencia tras la enfermedad de Alzheimer y son la primera causa de dependencia en el adulto. Sus costes sociosanitarios son muy elevados, estimándose que cada ictus puede suponer unos 30.000 euros durante el primer año. Estos costes además se incrementan cuando los afectados son personas en edad laboral. Una mínima secuela como puede ser dificultad para escribir, leer, manejar un ordenador o manejar una herramienta hace que se vea obligado a dejar o tener que cambiar de puesto laboral, lo que por añadido además trae consigo problemas importantes en su ámbito social y familiar.

En este sentido, el Dr. Masjuan incide en la importancia acerca de que la población general sepa reconocer los síntomas de un ictus en sus primeros momentos. La aparición súbita de pérdida de fuerza en un brazo, torcedura de la boca o problemas para hablar son altamente sugestivos de que podemos estar ante un ictus y debemos activar inmediatamente a los servicios de emergencias para que valoren al paciente y sea trasladado a un hospital con Unidad de Ictus. La atención temprana en las primeras horas de evolución, por un equipo de profesionales especializados y con el tratamiento adecuado, mejoran la supervivencia y disminuyen las secuelas. Antes de estos tratamientos tempranos un tercio de los pacientes morían, un tercio quedaban en silla de ruedas y solo un tercio se recuperaban notablemente. Hoy en día hasta un 55% de los pacientes consiguen una aceptable recuperación y la mortalidad es del 10%.

Unidad de referencia nacional

La Unidad de Ictus del Hospital Universitario Ramón y Cajal ha atendido a más de 5.000 pacientes desde su creación en el año 2006. Cada año atiende a 800 pacientes, siendo imprescindible para su funcionamiento la colaboración con otros servicios del hospital como son Neurocirugía, Neurorradiología, Rehabilitación, Urgencias, Cardiología, Cirugía Vascular y Unidades de Críticos. Asimismo, cuenta con un personal de Enfermería especializado en pacientes con ictus, siendo parte clave en el pronóstico y atención de los pacientes con ictus.

Fundación Alberto Contador

La Fundación Alberto Contador tiene como objetivos prioritarios la lucha contra el ictus y el fomento, desarrollo y divulgación de la práctica del ciclismo. Contador, sufrió un ictus por un cavernoma cerebral congénito en el 2002. Fue atendido en el Ramón y Cajal extirpándole el cavernoma cerebral. Por este motivo, se puso en marcha esta Fundación sin ánimo de lucro que lleva su nombre. “Estamos muy contentos de haber llegado a este acuerdo con el hospital y llevar a cabo juntos a ellos el estudio. El ictus ha sido el acontecimiento que ha marcado mi vida, superarlo fue mi mayor logro y esperamos que con este tipo de acciones podamos ayudar a que mas gente que sufra esta enfermedad pueda alcanzar su meta y superarlo” señala Contador.