Una delegación de la Fundación Seur, encabezada por su presidente Ramón Mayo, su director de operaciones Clemente Pueyo, su coordinador general José Manuel García y su administrador José Merlo, visitó esta semana la Fundación Alberto Contador en la localidad madrileña de Pinto, aprovechando la puesta en marcha de un nuevo taller de mecánica de bicicletas en sus instalaciones en el marco del proyecto Bicis para la Vida by ŠKODA.

Armando Ortego, jefe de mecánicos de las estructuras deportivas y responsable del Servicio de Carrera, fue el encargado de impartir una nueva clase de mantenimiento y reparación de bicis que en esta ocasión iba destinada a una delegación de jóvenes del Centro de Acogida para Menores Extranjeros no Acompañados de la Casa de Campo de Madrid, una institución gestionada por la Fundación Diagrama a la que Bicis para la Vida by ŠKODA donó recientemente quince bicicletas y facilitó otras ocho para la práctica de diferentes arreglos y puestas a punto.

Estas monturas con diferentes necesidades de reparación han permitido a los monitores del centro poner en marcha talleres donde los chavales pueden mejorar sus conocimientos y sus destrezas mecánicas, abriendo una línea de interés en la que pueden seguir mejorando de cara al futuro. “La verdad es que llena mucho ver todo su interés y toda su receptividad ante las generalidades y pequeños trucos que le contamos. Son unos alumnos magníficos, con inquietudes y con aptitudes”, explica Ortego.

La Fundación Seur es un socio fundamental en el crecimiento, la consolidación y el desarrollo del proyecto solidario de la Fundación Alberto Contador. Durante esta visita, su delegación pudo comprobar in situ algunas de las actividades que se desarrollan dentro del proyecto Bicis para la Vida by ŠKODA, así como ahondar el proceso de recepción de bicis con el que tan intensamente colaboran.

Ramón Mayo, presidente de la Fundación Seur: “El pasado 10 de abril tuve, por fin, ocasión de realizar una visita que tenía pendiente desde hacía semanas. Debo reseñar que mereció la pena la espera, ya que disponer de tiempo suficiente para observar cada sección de trabajo fue realmente gratificante. Pude apreciar la gran profesionalidad presente en cada una de las actividades. Por un lado, el área de los equipos de competición resplandecía, tanto de limpieza, como de orden y eficacia. Por otro, el espacio dedicado a taller de reparación y rehabilitación de bicicletas donadas para la acción Bicis para la Vida estaba a la altura de cualquier instalación de mantenimiento de máquinas de alto nivel. Tras la visita, no quedaba más opción que felicitar calurosamente al personal técnico y administrativo por su eficiente y diaria labor en las instalaciones de los equipos y en el taller de Fundación Contador”.

“El apoyo de la Fundación Seur es básico para la existencia de Bicis para la Vida by ŠKODA, ya que como es bien sabido recogen material sin ningún tipo de gasto y nos lo hacen llegar para su procesamiento, clasificación, reparación y posterior entrega”, aporta Francisco Romero, responsable del proyecto. “Han creído en nosotros desde el primer minuto, comparten esta visión de darle una segunda vida a las bicicletas ayudando a personas y colectivos que las pueden necesitar, y les estamos muy agradecidos. Sin su compromiso y su confianza Bicis para la Vida by Skoda no sería posible. Son nuestro kilómetro cero en una aventura que ya lleva unos cuántos acumulados y que aún tiene muchísimos por recorrer”.